Ese momento que ya no está pero vivirá para siempre…

La fotografía es una hermosa fusión entre dinamismo y quietud, entre presente pasado y futuro, entre técnica y sensibilidad. Es un punto de encuentro personal y de contacto con los otros. Es vivir un instante intensamente para que perdure quietamente una eternidad.